miércoles, 10 de mayo de 2017

Hidromiel #conlamielenloslabios para #typicalspanish




Tiene gracia que ahora estén tan de moda los alimentos probióticos, que son los buenos para la flora intestinal y, que no son otra cosa, que alimentos fermentados como quesos, yogures, vinos, los encurtidos…los que ya sabíamos que eran sanos, muy nuestros y tan de siempre.

En el reto de este mes de typicalspanish, en el que nos habían propuesto la miel bajo el hastag #conlamielenloslabios hemos querido recuperar una receta propia de los países mediterráneos y concretamente de España, en la que fue introducida por los romanos quienes la hacían y por supuesto consumían. Tuvo su auge durante la Edad Media y después quedó relegada a algunas familias que siguieron haciéndolas para consumo propio, sobre todo en el sur. De hecho, la primera bodega que la elabora es de Sevilla.

Se trata de HIDROMIEL con elaboración casera, como se ha hecho siempre.  Con la producción masiva de la fermentación de la uva para dar lugar a los vinos y caldos quedó relegada casi a mito o a pócima de cuento. Después llegó a los países nórdicos como elixir o una bebida de dioses.  Y en este tiempo también ha formado parte de la mitología vikinga en la que los esposos la tomaban en la primera luna de su boda para tener hijos varones.

En España, ahora vuelve a tomar el lugar que le corresponde por derecho propio y unido a nuestra tierra. Se sirve hoy en la mayoría de restaurantes de cierta categoría, así como tabernas han recuperado para ofrecérselo a los clientes. Ahora se trata de un superalimento: hidromiel.

No sabía si conseguiríamos algún resultado pues llevaba su complicación a priori, además del poco tiempo de que disponíamos para las tres semanas que se necesitan de fermentación. Íbamos un poco cautelosos y casi a ciegas. 

Ahora que hemos terminado un poco antes, pues la cantidad que hemos hecho también ha sido poca, sí que nos ha  salido. Y estamos muy contentos aunque el color nos ha quedado más claro, como al hidromiel que probamos en el restaurante de Rodrigo de la Calle.


Vamos a ella.

HIDROMIEL DE ELABORACIÓN CASERA

Los Secretos
1,5 litros de agua
500 gramos de miel
1 gramo de levadura orgánica o levadura de cerveza (es la que usamos nosotros.

Para la alquimia del éxito ;)
1 botella de plástico de 1,5 l
1 garrafa de plástico de 1,5 l
Un tubo de goma de 1 metro y medio

La Pócima
Básicamente el proceso de la fabricación casera de hidromiel es bastante simple, se trata de crear un mosto mezclando agua con miel, al que posteriormente añadiremos levadura, para que el mosto fermente y el azúcar que contiene se convierta progresivamente en alcohol.

1.    Vertemos el agua en un recipiente y calentamos a fuego lento.

2.  Añadimos la miel removiendo la mezcla hasta que quede homogénea y como una especie de jarabe. Calentamos este mosto o jarabe de miel hasta punto de ebullición y retiramos del fuego.


3.  Quitamos la espuma que se ha formado con una espumadera.

4.  Tapamos y esperamos a que se enfríe a temperatura ambiente hasta los 20-30º).



5.   Después echar la levadura sobre el mosto

6.  Echamos nuestro mosto en el recipiente de fermentación y añadimos la levadura a la mezcla.

7.   Ahora toca la parte de la Fermentación y cómo hacer nuestro pequeño laboratorio


8.  En los tapones de las botellas hacemos un agujero a modo que permita salir el CO2 que se genera durante el proceso de fermentación que transformara el azúcar de la miel en alcohol, de esta forma la misión de esta válvula será liberar los gases de fermentación, pero también ha de asegurarnos que la mezcla no reciba aire exterior, ya que el oxígeno oxidaría la mezcla y la avinagraría.


9.   Los agujeros han de ser lo suficientemente grandes para pasar el tubo de goma a través de ellos, pero a la vez lo más ajustados posible para que la holgura sea mínima (no estaría de más, sellar con cola, masilla o otro producto para evitar que entre aire por esas holguras).

10.                      Una vez pasado el tubo por el tapón del recipiente de mezclas, lo enroscaremos al recipiente, mientras que el otro extremo del tubo, ha de pasar por el otro tapón agujereado, dejando que el tubo se introduzca en recipiente, que llenaremos de agua limpia hasta su mitad, una vez roscado el tapón que cierre el decantador, este se verá como una botella llena de agua hasta su mitad, en la que hemos introducido el tubo que estará sumergido en este agua.


El proceso de fermentación durará unas 3 semanas. Cuando observemos que el proceso ha parado y ya no se produce gas podremos dar la fermentación por terminada y pasar al último paso del proceso.

La Clarificación
Llegados a este punto la levadura habrá dejado de estar activa casi en su totalidad y los restos de la misma se habrán depositado en el fondo del recipiente con el hidromiel. La clarificación natural consiste pues en cambiar la bebida a un contenedor definitivo, lo que llamaríamos “trasvase”, un proceso que hemos de efectuar con cuidado de no remover los posos del fondo del recipiente de fermentación.



Básicamente lo que obtenemos de todo este proceso, es un "vino" ligeramente gasificado, muy similar a la sidra, aunque el contenido de alcohol dependerá mucho de la calidad de la miel empleada y de lo buena que sea la levadura seleccionada para el proceso. Para escoger el envase definitivo donde conservar el hidromiel debemos tener en cuenta que deberá soportar la presión que la bebida pueda generar si la levadura no está aún inactiva del todo.

En lo que respecta a la conservación, se le dará el mismo tratamiento y cuidados que a un vino.



Probadla y os encantará. La primera vez seguro que vais como nosotros, un poco a ciegas, sin saber muy bien si lo hacéis bien o no, ya que lo más lioso es el proceso de fermentación, es decir, el tema de las botellas. Pero después, podréis añadirle las especias, frutas, plantas… que más os gusten para darle otros sabores, como pasa con el vermut. Nosotros le hemos puesto un palo de canela, dos estrellas de anís, un poco de romero seco y dos clavos.



Abrid el link si queréis ir de flor en flor y ver qué han hecho mis compañeros de #conlamielenloslabiosTS con la miel, el auténtico manjar de dioses, pese que a mi no me guste.


By K-lerit & Kobb




Publicar un comentario