domingo, 5 de julio de 2015

Renacer y renovarse: Pintas con salsa BBQ de @jamieoliver




Y… Llegó #junio. El mes de los retos, de la alegría, del solsticio del verano, con ese calor intenso, con el día más largo y la noche más corta: La noche de San Juan, en la que desde tiempos ancestrales se encienden hogueras para “dar más fuerza al sol” que a partir de ahí empieza a ser cada vez más débil.  Y por eso, se queman todas las cosas que ya no queremos, para alejar todo lo malo dentro del espíritu y que entre todo lo nuevo.

¡Renacer y renovarse!

Pero este mes, también había otro día clave en nuestras vidas, en las vidas de los componentes de @codigosecreto280, en el que hemos renacido y nos hemos renovado porque… el 27 de junio nos hemos casado y ha sido un día de mucha luz, naturaleza, muy feliz y especial como la cocina y estilo de Jamie Oliver @jamieoliver, el chef propuesto en el reto de junio por  April’s Kitch  y de La Cocina de Aisha para Cooking the Chef   y al mismo tiempo agri-dulce también como la receta que hemos elegido de este chef, frijoles con salsa barbacoa. Nosotros lo hemos hecho con judías pintas, pero también se puede hacer con caparrones, muy típicos en La Rioja, con judía blanca y creo que incluso con soja.




Para nosotros, el toque agridulce viene porque nuestros padres no pudieron asistir a un evento tan importante, los míos, porque a mi madre la operaron de una prótesis de rodilla el 18, y aún no estaba para caminar y menos para muchas fiestas. Y los de K-lerit porque su madre es muy mayor y no puede salir de casa, y su padre porque nos dejó hace muchos años. Así que, el día de la boda llevábamos a nuestros padres en el alma y Jamie Oliver en el pensamiento.






Y vamos con nuestro @jamieoliver. Cuando nos develaron el nombre, aunque nuestras divertidas chicas del reto pusieron una foto de cuando era niño y tod@s lo imaginamos, mi primera idea fue ¡Oh No! ¡Horror! Reconozco que era un chef que no me gustaba porque no veía que se limpiara las manos nunca, me pasa igual que con José Andrés (famoso en los Estates, sí, los americanos) y porque hacía una cocina como muy en conjunto, sencilla y a mi me gusta lo complicado. ¡Qué le voy a hacer! Va con mi carácter, según dicen. Pero los prejuicios no nos llevan nunca a buen puerto. Así es que, decidí darle y darme una oportunidad de conocernos mejor ;)



Empiezo a saber, así, que Jamie Oliver nace en Essex (Inglaterra) en 1.975 y que desde muy joven, ayuda a sus padres en el pub familiar, The Cricketers in Clavering,  sirviendo pintas por 1 libra a la hora y que lo hizo hasta los diez años.  Que cuando tenía alrededor de ocho años le empezaron a dejar pelar patatas, vaciar vainas de guisantes y labores parecidas ¡Qué método y escuela más eficaces para asentar una vida! La teoría del esfuerzo y su recompensa, aunque sea pequeña.

Sigo adentrándome, y veo que a los 16 dejó el colegio, sabiendo ya lo que quería ser, chef.  Se matriculó en la Westminster Kingsway Collegue, pasó un tiempo en Francia, e intentó aprender todo lo que pudo. Volvió a Inglaterra y empezó a trabajar en la pastelería del restaurante The Neal Street Restaurant.

Después pasó al River Café trabajando con dos chefs que le dejaron huella, Gray&Ruth Rogers. Allí se puso por primera vez frente a una cámara de TV, porque los cámaras le vieron desenvuelto, simpático y que respondía a todo lo que le decían. Al día siguiente, cinco productoras estaban interesadas en hacer programas con él.




Había nacido un Chef mediático como pocos ha habido.
De ahí salió The Naked Chef con la BBC. El nombre hace alusión al empleo de ingredientes naturales y nada de salsas sofisticadas.

Jamie ha revolucionado la cocina, haciéndola más próxima y más accesible, usa mucho las manos y ha modernizado algunas técnicas, como por ejemplo, desmenuzar las hierbas con las manos y no cortarlas a cuchillo donde se pierden los aromas.

En la actualidad tiene seis restaurantes en Londres; Barbecoa, cocina al fuego como indica su nombre, Jamie’s italian, además del de Londres hay en Oxford, Cardiff, Bath y Brighton), Recipease, restaurante-escuela, lugar de talleres; Jamie Oliver’s diner, Union Jacks de Corte británico y Fifteen (2002).




Fifteen, es su proyecto más solidario. Cuando lo creó, cogió a 15 personas que nunca hubieran tenido la oportunidad de estar en una cocina y los formó para trabajar en el restaurante. Tanto éste como la serie de TV que lo acompaña gozan de mucho éxito y cada año selecciona 15 personas nuevas.

Existen tres Fifteen más: en Amsterdam, Melbourne y Cornualles. No hay beneficios en este restaurante, el dinero recaudado, se destina a organizaciones benéficas que forman a los estudiantes.  Para cuando sé todo esto Jamie ya me ha conquistado.

Pero sigo viendo que, sin duda, su gran labor está en la lucha que lleva a cabo en los comedores de las escuelas, para que existan menús equilibrados y que los niños cuenten con una educación gastronómica, educados en lo que hay que comer y por qué. Su causa: Food Revolution. Y no dejemos de lado la campaña contra MacDonalds, que finalmente ha ganado. Y aquí ya me tiene como fan incondicional para siempre.

... Y además, es una persona amorosa y terrenal. Lleva 22 años con su mujer y tienen 4 niños (Poppy, Daisy, Petal y Buddy), que han salido en muchos de sus programas. Este año ha cumplido 40. 

Es el segundo autor de libros más vendidos de Gran Bretaña…detrás de J.K.Rowling. Es disléxico y hasta hace un par de años no había podido terminar un libro entero. Ha publicado más de 20 libros y traducido a más de 40 idiomas. Fue invitado a cocinar para el Primer Ministro Tony Blair y después consiguió el compromiso del mismo para darle 280 millones de libras en 3 años para mejorar la comida en las escuelas. Yo soy muy sensible con el tema niños y alimentación y este punto ha sido definitivo para mi visión de él.


Miembro de la Orden del Imperio Británico. Un Chef polivalente, innovador, multidisciplinar, carismático y muy social que al final nos ha embaucado, encantado y enamorado. Es una persona especial, sencilla, humana y que hace real el hecho de que una sola persona con su granito puede cambiar las cosas y nosotros hemos aprendido la lección de que las ideas preconcebidas sin bases ni fundamentos hacen que uno mismo se cierre muchas puertas a la vida.  


¡Hasta nos hemos comprado dos libros! “Las escapadas, España, Italia, Suecia, Marruecos, Grecia y Francia” y “La cocina italiana de Jamie Oliver”.

Pinta (frijoles) con salsa barbacoa {Reto Cooking the Chef }


Como decíamos hemos elegido esta receta por ese toque agridulce, ahumado… tan característico de la salsa BBQ y del pimentón dulce. También por el picante de los chiles. Así es que, es un guiso que combate el calor desde dentro y sobre todo está delicioso. Lo hemos tomado en frío con el acompañamiento del queso cheddar fundiéndose en el pan de chapata crujiente y caliente. ¿Y qué decir del yogur? Un toque refrescante y cremoso ya que es un plato muy contundente. Vamos con la receta para celebrar el calor veraniego.





Los secretos (4 personas)
1 cebollas rojas
2 dientes de ajo
2 zanahorias grandes
Aceite de oliva
1 cucharadita colmada de pimentón dulce ahumado
1 cucharadita de semillas de comino
1 cucharadita rasa de chile seco
6 camotes medianos (batatas, boniatos)
1 frasco de concentrado de tomate de 300 gramos
1 lata de frijoles de 400 gramos. Nosotros hemos utilizado judías pintas
Salsa barbacoa 100 ml
Unas ramitas de romero fresco
½ pan de chapata
20 g de queso Cheddar
1 yogur natural sin grasa, para servir





La Pócima
Precalentar el horno a 180 ° C / 350 ° F / gas 4.

Pelar las cebollas y el ajo, y luego cortar finamente con el chile.

Pelar y picar las zanahorias.

Poner todo en una gran bandeja de asar y poner a fuego medio con un chorrito de aceite, paprika, el comino y hojuelas de chile.

Cocinar durante 20 minutos, o hasta que queden tiernas las verduras. Hay que mover con frecuencia.

Mientras tanto, limpia bien las batatas, luego frotar con un poco de aceite, sal y pimienta y colocar en una bandeja de horno. Reservar.

Cuando se termine el tiempo, agregar el puré de tomates en la bandeja, añadir un poco de agua, agitar para mezclar bien y luego añada las judías pintas o frijoles, con jugo y todo.

Rociar con la salsa barbacoa. Sazonar ligeramente con sal y pimienta y mezclar bien.

Picar las hojas de romero, añadir un poco de aceite y espolvorear las hojas a la bandeja.

Después colocar la bandeja en el horno durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que burbujee, añadiendo un toque o dos de agua para aflojar, si es necesario.

Colocar la bandeja de batatas en el horno hasta que estén suaves y bien cocidas.

Alrededor de 20 minutos antes de que las judías pintas o los frijoles estén listos, romper el pan en trozos ásperos y mezclar con un chorrito de aceite en una bandeja para hornear.




Rallar el queso Cheddar y luego colocar en el estante inferior del horno durante unos 15 minutos, o hasta que estén crujientes y doradas, para hacer crutones.





Sacar todo del horno, Romper y abrir las batatas, y servir con las judías pintas o los frijoles, unas cucharadas de yogur y los crutones caseros.




 Acompaña con una simple ensalada verde. Y ya está. Fácil, más de lo que parece a priori y super rica.


¡A degustarloooooo!





Os dejo también el enlace donde podréis ver qué han hecho el resto de compis pinchando en cooking the chef junio.

¿Un secreto?
El vestido de novia lo hemos diseñado, cortado, elaborado y cocinado en codigosecreto280. ;)

Os dejamos fotos del otro reto, del nuestro particular. Esperamos que os guste.


















By K-lerit&Kobb
Publicar un comentario