viernes, 10 de julio de 2015

Intrigante y Refrescante “Gravadlax” con remolacha #TSViajeroSuecia




“Abandonado por su mujer, con una hija que no le habla y un padre dispuesto a martirizarle con sus reproches, el inspector Kurt Wallander no se encuentra, precisamente, en el mejor de sus momentos. Además, el crimen de dos ancianos salvajemente torturados ha alertado a la opinión pública: posiblemente, se trata de asesinos extranjeros. Y sobre Wallander pende, como una bomba de relojería una posible explosión xenofóbica.” Asesinos sin rostro.





A través de Henning Mankell, autor sueco, consagrado internacionalmente gracias a la serie de novelas policíacas protagonizadas por el inspector Wallander, es como me sumerjo en el mundo nórdico, concretamente en su sencillez del día a día, sin estrés, saboreando lo bueno de cada momento y valorando las pequeñas cosas. Sí, a través del protagonista. 





Mi primer viaje al mundo sueco, comenzaba así. Un mundo totalmente desconocido para mí, sin atractivo anteriormente por asociarlo con el frío glacial. Un mundo, al que sólo he viajado a través de Mankell y ahora gracias al reto de @TypicalSpanish de julio, @TSViajero Suecia. 






Cuando este mes nos dieron a elegir el destino de nuestro viaje y vi Suecia, pensé allá que me voy. Al fresco y a seguir profundizando en la calidez de las personas a través de sus platos. Porque, lo siento mucho pero México, Italia, Marruecos, Portugal… no me atraían, unas por cercanía como Portugal, aunque igual de desconocida; otras, porque son cocinas que ya hemos probado, degustado y hecho mil veces… Siempre digo lo mismo, pero es cierto, los primeros restaurantes a los que se va en España cuando somos adolescentes, es a los chinos por economía (McDonalds y Buger King no cuentan, no son restaurantes), después cuando ya tienes un poco más de paladar y sobre todo de bolsillo, a los italianos y mexicanos; o si queremos algo exótico los marroquíes o cocina árabe.



Por eso, cuando vimos  Suecia no lo dudamos ni un momento. Hice las maletas, puse la brújula Nordeste y llegué a este maravilloso país con los ojos bien abiertos para no perderme nada. Este es el resultado de mi viaje.

Lycklig resa!
Smaklig Måltid!




“Gravadlax” con remolacha

Los secretos (10 personas)

Lleva muchos ingredientes, sobre todo la ensalada y la receta pudiera parecer complicada pero no es así. Lo más complicado es el tiempo de marinado del salmón.

§  Para el pescado

1 lomo de salmón de 700 gr, con la piel y sin espinas

160 gr de sal gorda

50 gr de azúcar

300 gr de remolacha cruda, pelada y rallada gruesas

50 ml de schnapps o vodka. Nosotros hemos puesto vodka

Un manojo de eneldo fresco, en su defecto eneldo deshidratado

1 limón


§  Para la Salsa de crema

200 gr de nata agria, en su defecto nata para cocinar
2 cucharaditas de mostaza en grano o normal
Sal
Pimienta negra recién molida
Ralladura y zumo de medio limón
Eneldo fresco, en su defecto deshidratado.


§  Para la ensalada crujiente

1 pepino

1 cebolla roja, pelada

3 zanahorias ralladas

1 bulbo de hinojo

6 rabanitos

1 cucharada de vinagre de vino blanco

1 cucharada de azúcar

3 cucharadas de AOVE

Eneldo fresco, en su defecto deshidratado

Sal marina




La Pócima
§  Pescado
Colocar el salmón en una fuente muy grande con la piel hacia abajo.
Repartir la sal gorda uniformemente en una capa sobre el salmón para drenar la humedad y apretar la carne que favorece luego el corte fino.
Esparcir por encima el azúcar para darle un toque de dulzor.
Repartir las remolachas ralladas por toda la superficie del salmón para que quede la carne cubierta del todo.
Apretar con las manos, con golpecitos para pegarlo lo más posible.
Regar con el vodka o el schnapps
Esparcir por encima el eneldo picado o deshidratado
Rallar por encima la cáscara del limón.
Cubrir la fuente con papel de cocina transparente, meter en la nevera y poner peso encima.
Dejar reposar en la nevera 48 horas.
Después de dos días, desenvolver el pescado. Sacarlo con una mano mientras se escurren los jugos que tenga en la bandeja.
Quitar todo lo que se haya pegado al salmón.
Con la piel hacia abajo y empezando desde la cola, separar la piel del lomo.



Cortar en lonchas como si fuera carpaccio o tan fino como se pueda. Lo que sobre se puede envolver en papel de film transparente y guardar en la nevera que se conservará hasta dos semanas.




En nuestro caso, no ha hecho falta, ha volado. ¡Impresionante! No tengo más palabras.


§  Salsa

Mezclar de forma manual todos los ingredientes en un bowl o en un vaso batidor hasta que quede una salsa cremosa.
Probar para rectificar de sal, eneldo o limón.
Servir en una salserita o cuenco.





§  Ensalada crujiente

Cortar por la mitad, a lo largo, el pepino y luego cortarlo en rodajas.
Cortar en rodajas la cebolla
Cortar en rodajitas finas el rabanito
Cortar en juliana los bulbos del hinojo
Poner todo, incluida las zanahorias ralladas, en una ensaladera y aderezar con el vinagre, azúcar, el AOVE, el eneldo. Sazonar con sal.
Revolver la mezcla hasta que se una todo bien.
Una ensalada repleta de sabor y sobre todo crujiente y refrescante.

Emplatado
Servir el salmón individualmente acompañado con un poco de salsa y ensalada.


Dejar el resto en la mesa por si alguien se quiere servir más. Que aseguramos que así será. ;)



Nosotros tuvimos a un invitado amigo por sorpresa y se comió todo, pero dejó un trocito de este refrescante “gravadlax” para antes de irse. El bocado del "last minute”. Un invitado muy viajado que quedó encantado con comentarios como ¡Qué delicia! ¡Qué gourmet”. Y al igual que a nosotros también le salía la palabra “IMPRESIONANTE”.

Y aquí acaba nuestro viaje, y como todo final, es triste, y más aún si se trata de un viaje de placer, pero nos queda el recuerdo, la evocación y volver a realizarlo. Desde ya os podemos asegurar, que este plato viajero lo haremos muchas veces. Somos así de cansinos. ;)

Si queréis viajar con mis compis por las diferentes culturas gastronómicas, exóticas, cercanas algunas, con una enorme diversidad aquí están sus destinos, en este cuaderno de viaje recopilatorio








By K-lerit&Kobb




Publicar un comentario