miércoles, 14 de septiembre de 2016

Helado de Jengibre, Nueces y Yogur. Sano, rico y diferente ¡De muerte!






La verdad es que este verano,  para los eventos y cenas secretas, quería hacer un helado diferente, casero, sencillo, con algún ingrediente considerado “super alimento” o anti cancerígeno, que no tuviera mucho azúcar, ni nata, ni huevo,… para que fuera más ligero y sano… y “voilá” aquí está el helado de jengibre.

Lo único es que lo hemos hecho con thermomix, pero voy a intentar daros también la misma receta para cualquier robot de cocina.




Los Secretos (6 helados)
40 gramos de raíz de jengibre.
100 gramos de azúcar moreno.
250 gramos de yogur griego congelado al menos 12 horas.
50 gramos de nueces (o cualquier otro fruto seco: almendras, anacardos, pistachos…)
1 pizca de sal

La Pócima
Con Thermomix
Se pulveriza el azúcar moreno con un par de golpes de Turbo en la Thermomix.  
Añadir el jengibre a trozos en el vaso y triturar a velocidad progresiva 5-10 durante 30 segundos.
A continuación se añaden las nueces y se programa 4 segundos a velocidad 4.

Si no tenéis nueces podéis añadir otro fruto seco como almendras, anacardos… Nosotros un día lo hicimos con pistachos. Y quedó igual de rico.
Se añade el yogur congelado troceado y la sal y se programa 2 minutos a velocidad progresiva 5-7.



Se introduce en un molde o en moldes individuales y al congelador una hora, aunque también se puede degustar así porque está tipo mousse y es que está tan rico que no sé si aguantaréis. 

Pasado el tiempo, se van sacando bolas y se sirve en cuencos individuales acompañado de una galleta de avena. De muerte



Y a degustar el helado.
Si sobra, se puedes volver a congelar y cuando se vaya a consumir hay que sacarlo 15 minutos antes y programar 30 segundos a velocidad 6. O bien sacarlo un rato antes para que se deshaga un poco y a Ñam, ñam.

Sin Thermomix
Se tritura el azúcar moreno en una batidora o robot de cocina hasta que se haga polvo.
Añadir el jengibre a trozos en el vaso y se tritura
A continuación se añaden las nueces y se trituran en un robot o batidora hasta que queden trocitos pequeños, no tiene que quedar en polvo, debemos encontrar el fruto seco en el helado.
Se añade el yogur congelado troceado y la sal y se tritura hasta obtener una consistencia cremosa de helado.
Y a degustar el helado


Ya os digo, ha sido el helado estrella este verano en casa, así como el de cerezas.

                                   By K-lerit & Kobb

Publicar un comentario en la entrada