jueves, 5 de mayo de 2016

Camarao tropical (Gambas Tropicales) by Chakall @cookingthechef




 “Dicen que hay que comprar a un argentino por lo que vale y venderlo por lo que él cree que vale”. Con esto, ya lo digo “to”. Y mira que me empeño en buscar la excepción que confirme la regla, pero ni así. Y ya lo siento por los argentinos, que me perdonen o que alguien me cambie la idea. ¿Por qué empiezo este post con esta premisa?  Porque este mes April de April’s Kitch  y Aisha de La Cocina de Aisha nos han propuesto un chef argentino y polémico para el reto de abril de cooking the chef. Sí, Chakall.  

Particularmente no lo conocía pero por lo visto, es un fenómeno vaya al país que vaya. Su aspecto recuerda más a Paco Porras o a un adivino que a un chef pero hay que diferenciarse.


Estuve indagando en su cocina y al final comprobé que es un chef que hace que la cocina sea fácil para los perezosos o para aquellos que empiezan. Entiendo que Alemania sea una estrella mediática porque los germanos lo que es paladar y mano en la cocina, como que no. Otra cosa bien distinta es nuestra cultura gastronómica, paladar, cocina y chefs. Insuperable.

Aquí entra la vena argentina, la de crear expectativas y luego ser más humano que divino. La cocina de Chakall es sencilla aunque también es bueno cocinar platos ricos, fáciles y que se pueden preparar en un periquete. Sobre todo para el día a día.


Cha, Cha, Cha-kall
Eduardo Andrés López, nacido el 2 de Junio de 1972 en Tigre, Buenos Aires. De pequeño se crio en el restaurante de sus abuelos y en el que trabajó su madre. Su padre un actor del que se supone ha heredado sus dotes con la cámara y su visión para hacer programas que se convierten en éxitos. Nieto de suizos, alemanes, franceses e italianos, su madre es India y su padre gallego.


Salió de Argentina con unos 25 años buscando trabajo de periodista, pues hasta el momento era el trabajo que había realizado en un medio económico. Aterrizó en Portugal y empezó a trabajar como lavacopas mientras aprendía el idioma.




Chakall empezó en el mundo gastronómico en Portugal y pronto se hizo famoso con su programa con el que iba recorriendo el país con una especie de camioneta naranja dónde cocinaba y se acompañaba de su perro Pulga. Pronto se hizo famoso. Con su mezcla de culturas su propia cocina está llena de sabor lo que le distingue de otros cocineros más tradicionales.



Viajó también 14 meses por el continente africano, aprende que hay dos cosas que no le pueden faltar en su cocina; cuchillos y un wok. Este es su kit de supervivencia.  Ah y también el turbante.

Lo que no se puede negar es que decir Chakall es decir negocio y éxito. Sus 4 restaurantes, facturan 4 millones de euros; Sudaka en Berlín, Volver, Blend  y  Grand Gourmet en Lisboa.   Por sus mesas han pasado George Clooney, Madonna y hasta el Príncipe Andrés de Inglaterra.


En fin, un personaje no exento de polémicas y no muy apreciado por muchos de sus colegas. No tiene pelos en la lengua. 







Los secretos (4 personas)

300 gr gambas peladas
300 g de calabaza
1 cucharada de aceite de oliva
1 diente de ajo
200 ml de leche de coco
50 ml de nata
1 cucharada sopera de cilantro fresco
Lima o limón (jugo)
Chile y sal

La pócima

Lavar y cortar la calabaza en cubos pequeñitos.
Calentar aceite en una sartén y añadir los cubitos de calabaza.
Rehogar un poco y añadir el chile en polvo, cilantro y fresco picado y rehogar un poco más.


A continuación, añadir las gambas peladas una pizca de sal y el ajo picado.




Después, añadir la leche de coco, la nata y cocinar durante unos minutos a fuego lento.

Antes de acabar el cocinado se echa la mitad del zumo de limón o lima.



Se sirve y se pone más  cilantro cortado. Y a comer. Delicioso y super fácil de hacer. Recomendado tanto caliente, templado como frío es muy refrescante y nutritivo.





Os dejo también el enlace donde podréis ver qué han hecho el resto de compis en este reto de  Chakall    

By K-lerit & Kobb

Publicar un comentario