jueves, 6 de junio de 2013

Anémonas de tierra

EXPERIMENTANDO CON LAS VERDURAS DEL DESIERTO: ANÉMONA DE TIERRA

Había leído en varias revistas de gastronomía sobre los productos del huerto gourmet (www.huertogourmet.com) y la gastrobotánica. También que Rodrigo de la Calle, estrella Michelín del restaurante del mismo nombre en Aranjuez realizaba alta cocina con estos productos. Que son caprice de dieux. Y me moría de las ganas de probarlos. El caso es que en febrero tuve la oportunidad de visitar el huerto gourmet de Elx, Alicante, donde Santiago Orts nos atendió magistralmente.

Quedé impresionada con los cítricos recuperados de todas las culturas ancestrales como la mano de buda con la que se destila una ginebra gaditana, concretamente Botanics ¿Y la cidra? La madre de todos los limones, el dragonfly… Hubo uno, el caviar cítrico, de origen  australiano, pero ya cultivado en Elx, que me fascinó y yo no soy facilita. Desde febrero no he dejado de pensar en este producto. Por fuera de tamaño y forma de una bellota y al abrirlo contiene bolitas o esferas del tamaño de caviar llenas de jugo cítrico que estallan en el paladar al masticarlas. Son brillantes, amarillas, refrescantes solo al mirarlas y desprenden aromas cítricos exquisitos.

Caviar Cítrico

Anémona de Tierra 


Hace dos semanas me lancé a intentar experimentar con productos del huerto gourmet y pescados crudos, que me encantan, y decidí comprar el caviar cítrico. No recordaba si vendían a particulares. Hice mi pedido y me aventuré con las verduras del desierto. Me dejé aconsejar por Santiago que eligió la anémona de tierra. Es una flor y por lo que todo el mundo dice sabe a mar o a percebe. Eso había que verificarlo.

El marisco me encanta, pero los percebes no los he probado nunca por su aspecto de pezuña de dinosaurio. Sí, ¡qué le voy a hacer! Soy así de tonta.



Mi pedido llegó. El caviar cítrico lo tengo bien guardado y conservado. Pero hemos realizado ya nuestros pinitos con la anémona de tierra . Por ser recetas sencillas y casi sin cocción, resultan ideales para cenar. Las hemos extraídos del blog
http://saboresdeviena.blogspot.com.es/2012/05/solo-para-sibaritas.html , con variantes porque a mi me gusta experimentar y jamás sigo una receta al pie de la letra. Siempre le aporto mi toque, tengo gran imaginación en la combinación de sabores y en que casen bien. Modestia aparte.

Primero probamos K-lerit y yo la anémona de tierra sola. El producto, la materia prima. Nos pareció espectacular. Sabor a mar y algún toque cítrico. Crujiente. Bien, K-lerit me dijo que efectivamente ese era el sabor del percebe. Ya no tengo excusa ¡Tendré que probarlos!



APERITIVO DE SALMÓN AHUMADO, CREMA DE QUESO DE CABRA Y ANÉMONA DE TIERRA

Luego empezamos con el salmón ahumado, crema de queso de cabra (la receta original es con queso philadelphia pero tiene un sabor que no me agrada demasiado) y nuestra estrella del día, anémona de tierra. Este es el resultado.






Los Secretos (6 personas)
-          1 blister de salmón ahumado
-          1 tarrina de crema de queso de cabra
-      1 rama de anémonas de tierra.

La Pócima
Poner un poco de salmón ahumado en un plato, sobre éste la crema de queso de cabra y encima la flor de anémona de tierra.
No puede ser más sencillo. Hay un gran contraste de sabores, todos intensos y en el caso de la anémona se percibe más su textura crujiente y refrescante que el sabor.



Fuimos a por el segundo aperitivo

CESTITOS CHERRY CON HUEVOS REVUELTOS
Y ANÉMONA DE TIERRA




Los Secretos (6 personas)
-          Un pack de tomatitos cherrys
-          1 huevo mediano
-          una rama de anémonas de tierra
-          sal
-          pimienta rosa




La Pócima
Abrir los tomatitos y sacar la pulpa. Batir el huevo y rehogarlo hasta hacer un revuelto. Salpimentar.

Colocar cada tomatito en un platito o un vasito de chupito no demasiado hondo, rellenar el tomate con el revuelto y decorar con una flor de anémona.
En este caso el contraste se da entre las texturas del crujiente de la anémona y el del tomate. Sabores suaves.


Y ya era muy tarde pero no nos queríamos ir sin dejar de experimentar como se prueba el mejor marisco: ostras, caviar… sólo con unas gotas de limón.

ANÉMONA DE TIERRA CON LLUVIA DE LIMÓN




  
Los Secretos (6 personas)
-          Dos limones
-          Dos ramas de anémonas de tierra




La Pócima
Cortar 6 rodajas de limón y distribuir en platos de aperitivo, colocar encima la flor de anémona y regar con unas gotas de lluvia de limón o incluso podríamos cambiarlo por gotas de naranja. 
La próxima vez será así.

El sabor de este manjar no deja indiferente a ningún paladar. Los más exquisitos y sibaritas deben probarlo. En esta tapa se aprecia toda la intensidad del mar, del cítrico y la textura crujiente y refrescante de la anémona de tierra. Más que una experiencia religiosa.

¿Te apetecería probarla?


By K-lerit&Kobb


Publicar un comentario