jueves, 5 de noviembre de 2015

Tarta de Limón de @hestonblumenthal para @cookingthechef








Sabía que en cuanto publicara la receta de maceta de tiramisú a finales de agosto de Heston Blumenthal que no debía faltar mucho para que April de April’s Kitch  y Aisha de La Cocina de Aisha nos lo propusieran como chef invitado. Y no me equivoqué, es el reto de octubre para cooking the chef.





Como  ya comenté en su momento, desde que vi a Heston Blumenthal hacer la triple fritura de patatas y sus locuras en @CanalCocina me enamoré de él. Con esa cara de travieso intelectual, de experimentador chiflado, no hay quien se le resista ¿O me equivoco?





El hecho es que me encanta este chef, le veo muy televisivo, carismático, experimentador y gracioso. Blumenthal posee una forma muy particular de ver la gastronomía y es el creador de varios principios de la “Cocina Molecular”. Además de ser propietario del restaurante “The Fat Duck” fundado en 1995 y poseedor de tres estrellas Michelín, en el que hay lista de espera de seis meses para poder cenar. 





Y he de confesar que es el único chef que ha conseguido  dos  cosas: la primera que vayamos exclusivamente a Londres para ir a su restaurante y la segunda y más difícil que realicemos dos postres, ya que nosotros no somos muy dulceros. Uno fue el tiramisú en maceta o el flowerpot tiramisú, al que le tenía echado el ojo y el otro la tarta de limón, que pensé esta es la siguiente receta que no se me resiste. Y así ha sido.



Tarta de Limón al estilo Heston
Aunque es una tarta que lleva muchos pasos al final cuando le coges el truco es sencilla. Y un éxito.

Los secretos
Para la base
300 gr de harina
150 gr de mantequilla sin sal fría*
½ tsp/cucharilla de sal
120 gr de azúcar glas
3 yemas de huevo grandes
Semillas de ½ vaina de vanilla 
Ralladura de ½ limón*
1 huevo para pintar

Para el relleno
Ralladura y zumo de 5 limones
300 ml de nata para montar
390 gr de azúcar
9 huevos grandes
1 yema de huevo grande
Colorante amarillo (Opcional)


La pócima
1. Mezclamos la harina, la mantequilla y la sal.
Podemos hacerlo a mano o en un procesador de alimentos. Si optamos por el procesador, usaremos el utensilio de amasado y mezclaremos a baja potencia durante 2-3 minutos. Buscamos conseguir una textura arenosa en ambos casos.


2. En otro bol mezclamos el azúcar glas y las yemas de huevo con las varillas.

3. Añadimos las semillas de vainilla y la ralladura de limón a la mezcla de yemas. Y después añadimos esta mezcla a la de mantequilla y harina. Seguimos mezclando, a baja potencia hasta que se integren todos los ingredientes y se haya formado una masa muy suave. (Aproximadamente 3-5 minutos)

4. Moldeamos la masa y la envolvemos en film transparente. Dejamos que repose al menos 1 hora en la nevera.

5. Tapamos la masa con film transparente y la amasamos con un rodillo hasta reducir su grosor al de dos monedas de céntimo o  2mm, lo dejamos en la nevera 30 minutos.

6. Rellenamos un molde de 26cm (2.5cm de profundidad) con ella. Presionando bien los bordes.




 8. Precocer la base: Pinchar con un tenedor y poner sobre el papel legumbres o monedas bien lavadas. Heston utiliza monedas porque conducen mejor el calor. Cocemos la pasta a 190ºC durante 20 minutos.

9. Batimos con una batidora de mano un poco de masa que nos ha sobrado con un huevo. Cuando la masa lleve 20 minutos en el horno, quitamos el papel de horno y el peso de encima, y con un pincel de cocina, pintamos toda la superficie con la mezcla de masa líquida. Así sellaremos cualquier agujero que haya podido formarse en la masa. Dejamos la base 10 minutos más en el horno.

10. Preparamos el relleno de crema. Rallamos y exprimimos 5 limones. Añadimos 9 huevos grandes y una yema también grande. 390 gramos de azúcar y 300 gramos de nata para montar. Ponemos el bol al baño maría y batimos con una varilla. Lo mantenemos hasta que la mezcla alcance los 60ºC.

11. Colamos la mezcla con un colador fino. 

12. Precalentamos el horno a 120ºC  y metemos la base para que se temple un poco.

13. Rellenamos la base hasta arriba. El relleno todavía estará líquido por eso la mejor es rellenarlo directamente en el horno.

14. Horneamos hasta que la crema alcance los 70ºC, aproximadamente 25 minutos. Es importante comprobar la temperatura regularmente sobre todo hacia el final. Sacamos del horno. Cuando se enfríe tendrá la consistencia perfecta.

15. Antes de servir cortamos los bordes que sobresalen de la tarta rodeándola con un cuchillo afilado.

16. Opcionalmente podemos espolvorear azúcar sobre la tarta y quemarlo con un soplete para crear una capa de caramelo crujiente. Es conveniente hacerlo al servir porque si lo hacemos con demasiada antelación el caramelo se ablandará. También podemos cubrir la tarta con merengue.


Nosotros pusimos petas zetas para darle un toque divertido.




Ñam, Ñam que rica. Sólo decir que sabe muchísimo a limón con ese toque ácido así es que si no os gusta mucho mejor que le echéis menos limón o más azúcar.


A nosotros nos encantó porque no es un postre muy dulce y repetiremos seguro.

Os dejo también el enlace donde podréis ver qué han hecho el resto de compis en  Cooking the chef octubre


¡A degustarlas! ¡Buen provecho!


By K-lerit&Kobb
Publicar un comentario en la entrada