domingo, 10 de mayo de 2015

Contrastes de "Arzak": Bocado de mango, chorizo y uvas pasas, aliñado con Tónica

A K-lerit & Kobb no hay nada que nos guste más que los aperitivos, pinchos, tapas, los entrantes,… Creemos que es donde la creatividad se desborda y se derrocha tanto en ingredientes, combinaciones y presentaciones. Vamos, lo más vistoso de la cocina, aparte de los postres. Pero es que nosotros no somos muy dulceros…



Pues bien, desde que Canal Cocina ha lanzado “El rey del pincho” cada vez que lo vemos es que nos deshacemos, y aunque lo ponen a horas que uno no está ya muy católico cuando conseguimos ver algún programa, apuntamos las recetas. El otro día, nos sorprendió muchísimo un pincho de “Arzak”, que según él mismo es uno de los más demandados.
Nos sorprendió por la extraña combinación de algunos ingredientes pero pensamos hacerla, es que somos algo atrevidos. Oye, por intentarlo no va a quedar. Y total era un pincho, tampoco había mucho misterio a priori.

Bocado de mango con chorizo, pasas y tónica

Le hemos llamado así, aunque no recordamos si ese era su nombre real,  porque es lo único que no apuntamos.

Miramos en nuestro almacén de reservas y en la nevera y sólo nos faltaba un ingrediente, el mango. Así es que teníamos lo más importante, la actitud y las ganas ¿Qué podía salir mal?



Los secretos (4 personas)


   


-        1 mango muy maduro

-      Uvas pasas

-       ½ chorizo de guisar

-     1 tónica en lata

-      Aceite de oliva virgen extra

-       Cebollino

-       Sal y pimienta



La pócima

-        Se parte el chorizo en trocitos y las uvas pasas igual.

-        Se echa en una picadora el chorizo, las uvas y un chorro de tónica. Se bate hasta que queda una pasta homogénea y cremosa como sobrasada. Si necesita más tónica se echa. Nosotros utilizamos la batidora normal y quedaron algunos hilitos del chorizo. Es mejor la picadora.

-        Después se pela el mango y se cortan círculos muy finos y de un tamaño que se pueda tomar de un bocado. En estos círculos se pondrá después el relleno que hemos hecho. El mango tiene un problema, o quizás lo tenemos nosotros. Y es que si está muy maduro se deshace y si no, no hay forma de manipularlo. Pero hemos de decir que es la primera vez que al menos lo hemos podido manejar.




-        Nuestros círculos son más bien elipses y al final en vez de bombones rellenos nos han salido canutillos aunque lo que realmente nos llamaba la atención esta vez no era tanto la forma como el sabor final. Nos tenía intrigados.
-        Se echa el relleno en los círculos, elipses, canutillos, la forma que nos haya quedado y se cierran lo mejor que podamos.

-        Después se hace una vinagreta con el aceite de oliva, como ¼ de vasito y más tónica, sal y pimienta.

-        Lo más gracioso es el montaje.

-        Se vacía el resto de la lata de tónica, mejor si se bebe y así no desperdiciamos nada. Se retuerce la lata, se aplasta un poco, se da la vuelta para que se quede de pie y se pone encima el bocadito.

-        Se echa una cucharada del aliño por encima y luego se echa cebollino que habremos picado muy menudito.



-        Nosotros hemos montado varias presentaciones para que cada uno lo presente como más le guste y para que se vea que se puede comer de un bocado.





    Y ya está. Sencillo, si no fuera por el mango… Quizás habría que haberlo congelado un poco antes para su mejor manipulación. No sé. Los que tratéis con este producto y lo tengáis dominado por favor, AYUDAAAA. Se admiten sugerencias. 


-        La verdad es que es un contraste de sabores dulces y salados y algo chispeantes.

-        A ver qué os parece a vosotros.



Publicar un comentario